ROYAL LANGUAGES

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 21 de agosto de 2017

¿ESTA VIVO ELVIS?: DUDAS E INTERROGANTES QUE SUBSISTEN






El pasado 16 de Agosto se cumplieron 40 años de la muerte del Rey del Rock, ELVIS PRESLEY. Y he querido actualizar este post que publiqué hace siete años. Aún recuerdo ese lejano martes 16 de agosto de 1977. Tenía 14 años y llegaba a casa de mis clases de Inglés en el Británico cuando mi hermano Alex me dio la noticia. Me sorprendió y supe que había muerto de un ataque al corazón a los 42 años de edad. Esa misma noche, esperé hasta las 10 pm para el comienzo del noticiero “24 Horas” y me acuerdo que Ernesto García Calderón anunció entre los titulares “Los amantes del rock están de duelo: murió hoy Elvis Presley”. El trono del Rey del Rock había quedado vacío.


Hoy he querido abordar un tema, del cual se ha hablado tanto y con el respeto que me merecen los fans de Elvis Presley -siendo yo uno de ellos-, me enfocaré en hechos y algunas teorías, pero sin lanzar temerarias afirmaciones sin sustento. Y es el relacionado a la posibilidad de que Elvis Presley pudiera estar vivo y no haber muerto aquel 16 de agosto de 1977. Cuando a finales de la década del 80, leí en una revista que se hablaba de que Elvis Presley podría estar vivo y que había fingido su muerte, en ese momento, esa idea me parecía una soberana estupidez. Pero en 1990 mi percepción comenzó a cambiar ligeramente. A comienzos de ese año, mi hermano Alex me había comentado que había sabido de un libro en donde se señalaban algunos hechos objetivos que sembraban dudas sobre la veracidad de la muerte de Elvis y que daba que pensar. Y para mi cumpleaños número 27, el 3 de febrero de 1990, mi hermano me obsequió como regalo de cumpleaños dicho libro “¿Está Vivo Elvis?”, escrito por Gail Brewer-Giorgio. Debo ser sincero, me despertó curiosidad el saber cuáles eran los argumentos expuestos que sembraban la duda sobre la muerte de Elvis. Además, siempre he sido partidario de no prejuzgar y si voy a dar una opinión sobre algo -llámese libro, película o música-, es después de haberlo revisado y no antes. Y procedí a leer el libro con detenimiento y despojado de todo tipo de prejuicio. Debo decir que luego de terminar de leerlo, lo encontré muy interesante y no me pareció algo sensacionalista o un compendio de chismes, cuyo fin fuese lanzar insinuaciones y afirmaciones sin prueba alguna. El libro en ningún momento afirma o llega a la conclusión de que Elvis Presley esté vivo o que haya fingido su muerte. Pero señala y detalla una serie de hechos y acontecimientos que llegan a ser, hasta cierto punto, extraños y que lo único que hacen es sembrar dudas razonables y plantear la interrogante sobre si Elvis pudiera -repito, pudiera- estar vivo, sin afirmarlo temeraria o irresponsablemente. El libro venía con un cassette de una supuesta conversación de Elvis con una persona, años después de su muerte. La voz es bien parecida pero habiendo tantos imitadores de Elvis es difícil considerar esto como una prueba fehaciente e inobjetable.

Hay una relación de varios hechos e interrogantes expuestos en el libro, pero entre las más importantes, pueden ser consideradas las siguientes:


1) LA TUMBA DE ELVIS.- Hay dos hechos muy extraños alrededor de la tumba de Elvis. En primer lugar, el nombre correcto de Elvis era Elvis Aron Presley, pero sin embargo, el nombre que figura en su tumba en Graceland es el de Elvis Aaron Presley, con dos “a”. Su padre Vernon, jamás lo hubiera permitido y la prueba de ello es que cuando Elvis nació, su nombre fue escrito en forma incorrecta –Aaron- en su certificado de nacimiento y su padre no paró hasta corregirlo. Asimismo, Elvis era una persona muy supersticiosa, quizás lo suficiente como para tentar al destino poniendo su nombre correcto en la tumba y quien sabe si el hecho que figure el nombre incorrecto sea una manera camuflada muy asolapada de decir, “Elvis no está todavía allí”. Porque de lo contrario, es absolutamente inexplicable y bien dudoso que las personas de su entorno hayan permitido que se haya cometido este error tan notorio y evidente y sobre todo, que no hayan hecho absolutamente nada por corregirlo hasta el día de hoy.



En segundo lugar, el lugar donde reposan los restos de Elvis se encuentra ubicado entre la tumba de su padre, Vernon, y la de su abuela, Minnie Mae, y no al lado de su madre Gladys, como Elvis siempre había querido. Elvis adoraba a su madre, y entre ellos hubo un vínculo muy especial y estrecho. Cuando Gladys murió en 1958, significó un muy duro golpe para Elvis y muchos de los que lo conocieron, señalaron que nunca se recuperó de esa pérdida. Estando su madre enterrada en Graceland, era más que obvio que cuando Elvis muriese, fuese enterrado al lado de ella, repito, porque esa era su deseo. Una vez más, quizás el caracter supersticioso de Elvis no quiso jugar con el destino no poniendo los restos de Elvis cerca a su madre sino hasta que finalmente estuvieran listos para ocupar ese lugar. Repito, no hay ninguna razón lógica que justifique estos dos groseros errores y nada impediría corregirlos de inmediato. Sin embargo, nadie los ha hecho.

2) EL CERTIFICADO DE DEFUNCION DE ELVIS.- Elvis era una persona muy vanidosa con su aspecto y le avergonzaba mucho su sobrepeso enorme -20 kilos de más- en los meses previos a su muerte. Al momento de su muerte, Elvis pesaba 250 libras –113 kilos. Sin embargo, su certificado de defunción señalaba un peso de 170 libras –casi 77 kilos-, lo cual era imposible por las últimas fotos vistas de Elvis. Sin embargo, ese certificado original desapareció y el que figura tiene como fecha dos meses después de su muerte.


3) LA TEORIA DEL CUERPO DE CERA.- El ataúd de Elvis requirió de varias personas para ser cargado, porque pesaba como 900 libras –casi 408 kilos. Algunas personas que fueron al funeral afirmaron que el aire alrededor del ataúd era bien frío. Se sospechaba que el ataúd podía contener una unidad de aire acondicionado para mantener un cuerpo de cera frío y así evitar que se derritiese. Quizás por ello no haya una sola foto del sepelio, ya que la familia prohibió terminantemente la presencia de cámaras. Sin embargo, uno de los parientes de Elvis, Bobby Mann, se las ingenió para introducir una cámara y tomar una fotografía del cuerpo, la cual apareció en la portada del “National Enquirer” y en la que se puede apreciar el extraño aspecto al que se referían testigos que sostenían que parecía un muñeco de cera. La foto del cuerpo en el ataud muestra a un Elvis muy distinto al que se había visto en sus últimas semanas. Sus manos eran duras y con callos, y el cuerpo en el ataúd tenía manos suaves. El rostro tenía la nariz y las cejas muy distintas a como las tenía Elvis. Además, aquí hay una interrogante. Si elaborar ese tipo de ataud de 900 libras tomaba demasiado tiempo y habiendo sido la muerte de Elvis repentina e inesperada, ¿Cómo la familia de Elvis pudo conseguir que estuviera listo para un funeral que sería al día siguiente de su muerte?. Además, los presidentes de los clubes de fans fueron telefoneados personalmente por el padre de Elvis, quien les pidió no asistir como favor personal a la familia. Se especuló que era para evitar que vieran el cuerpo y pudieran sospechar que no era Elvis el que estaba en el ataúd.

4) DINERO Y PERTENENCIAS PERSONALES DE ELVIS.- Otro hecho que genera conjeturas proviene de los registros bancarios de Elvis: durante el mes anterior a su muerte se realizaron importantes retiros de dinero en efectivo que alcanzaron en una ocasión el millón de dólares. Asimismo, Elvis tuvo pocos libros que eran considerados como su más preciada posesión. Tenía una Biblia, libros referentes a la muerte y un libro de Chiro, “Book of Numbers and The Autobiography of Yogi”. Luego de ser anunciada la muerte de Elvis, estos libros desaparecieron y nunca fueron recuperados.

5) NO COBRO DEL SEGURO DE ELVIS.- Pero la que para mí es la interrogante más sospechosa es el por qué hasta el momento nadie ha llegado a cobrar la multimillonaria póliza de seguros que Elvis tenía contratada en la prestigiosa compañía londinense Lloyds?. Si Elvis murió realmente en 1977, ¿qué impide a sus herederos cobrarla? Tal vez ello se deba al hecho de que en Estados Unidos no es delito fingir la propia muerte, pero sí lo constituye el hecho de obtener algún beneficio económico de ello, cometiendo un fraude a la compañía de seguros.

6) OTROS HECHOS EXTRAÑOS E INTERROGANTES.- Algo que llamó mucho la atención fue el aparente poco interés existente por la gira que Elvis iba a comenzar unas pocas semanas después. No había ensayos programados, ni músicos contratados. Ni siquiera se había adquirido nuevo vestuario a pesar de los veinte kilos de peso que había ganado Elvis. Algo raro para alguien tan perfeccionista como él. Por último, otro hecho curioso fue que dos horas después de la muerte de Elvis, cuando ésta aún no había sido hecha pública, empleados del aeropuerto internacional de Memphis declararon que, un hombre muy parecido a él compró un pasaje de avión a Buenos Aires. Pagó en efectivo y dijo llamarse John Burrows. El asunto es que ese nombre era un alias usado por Elvis en momentos de su vida y que sólo conocían sus más allegados y el FBI.















Posteriormente, no tardaron en aparecer otros documentos como fotografías y grabaciones magnetofónicas. Las dos fotografías más conocidas son una de 1978, tomada en Graceland en la que se ve a alguien tras una puerta de cristal. Más controvertida es otra tomada en 1984 en la que supuestamente se le ve en segundo plano tras Muhammad Ali y Jesse Jackson. Cuando una vez le preguntaron a Alí quién era la persona junto a él en la foto, declaró: “Mi amigo Elvis Presley”.


Lo cierto es que este tema también se ha tratado en muchas ocasiones con demasiada frivolidad y a veces hasta muy a la ligera, pero también es cierto que la muerte de Elvis Presley está rodeada de una serie de misterios y rarezas que hacen sospechar que pudiera existir algo más allá de la versión oficial. Hay testimonios de personas que dicen haber visto a Elvis y aunque puede haber mucho de folklore en todo ello, también es cierta una cosa: si alguien dice haber visto a Elvis o manifiesta que se cruzó con él, ¿le gente le creería? ¿O lo considerarían un loco, un farsante o  un mentiroso? Algo también muy cierto fue que Elvis era prisionero de su propia fama y vivía como un recluso dentro de su propia mansión. Tenía muchas razones para dejar toda su vida atrás ya que por su popularidad era objeto de constantes amenazas de muerte y él estaba preocupado por su familia. Cuando quería salir de Graceland, mandaba a señuelos parecidos a él para distraer a sus seguidores y varias veces, iba en la parte de atrás del auto de otra persona para evitar ser detectado. También hay que tomar en cuenta que al momento de su muerte, Elvis estaba cuesta abajo en su popularidad. Con 42 años, era una sombra de lo que fue en sus años de esplendor, lucía demasiado gordo y acabado, y su pelo estaba encaneciendo. Lo cierto es que la muerte le hizo un favor porque pasó de ser un cantante de aspecto acabado a ser un ícono de la música y lo elevó a la categoría de mito y rey indiscutido del rock and roll, y la imagen que quedó de él fue la del joven rebelde de los 50’s o la del performer en Las Vegas a finales de los 60’s, en vez de la imagen decadente que mostraba en sus últimos años. Y las ventas de sus discos se multiplicaron a niveles insospechados.

En lo personal, hasta que alguien me demuestre fehacientemente lo contrario, prefiero creer que Elvis nos dejó el 16 de agosto de 1977, hace 38 años. Aunque francamente considero muy razonables estas dudas expuestas en el libro de Gail Brewer-Giorgio, que son más que suficientes para al menos dudar que algo se ha podido estar ocultando. Pero hasta que no haya una prueba contundente y veraz que evidencie y acredite la veracidad de esta teoría, solo seguirán siendo dudas razonables y conjeturas, mas no una evidencia clara y directa. Y es más, tuve la suerte de ser amigo del recordado Jorgito Cox, quien fuera el fan número 1 de Elvis en el Perú y ya fallecido en el 2009, y varias veces conversamos sobre este tema tan controvertido y una vez me prestó un documental, cuyo link de Youtube adjunto en este post. Jorgito sí creía que Elvis estaba vivo y comprendía los motivos que pudiera haber tenido para haber tomado una decisión de esa naturaleza. Y si realmente Jorgito Cox no se lo ha encontrado allá arriba en el reino espiritual, entonces “Elvis has not left the building”. Pero muy al margen de todas estas teorías o dudas, lo que sí es cierto es que ELVIS PRESLEY está vivo, pero en los mentes y corazones de todos sus fans alrededor del mundo que gozaron su música y que lo tienen en un lugar muy alto como Rey indiscutido del Rock and Roll.






sábado, 19 de agosto de 2017

HAPPY BIRTHDAY JOHN DEACON!!





Hoy 19 de Agosto, es una fecha importante para el queenero: el cumpleaños Nº 66 del siempre recordado bajista de QUEEN, JOHN DEACON. Y hace ocho años, publicamos este post en el blog, y he optado por actualizarlo y publicarlo con fecha de hoy, pero conservando la esencia del post creado en el 2009.


Como señalara en anteriores posts, cuando ví a QUEEN en TV por vez primera, presté atención solamente a Freddie Mercury y Brian May y no me fijé en los otros dos miembros, Roger Taylor y el bajista John Deacon. Cuando llegó 1980, y QUEEN era ya un poco más conocido para mí, le presté más atención a la presencia de John dentro del grupo y algo me llamó la atención: su sobriedad y perfil bajo al momento de tocar. No era el típico músico que hacía piruetas, que tuviese ansias de figurar o que le gustase hacerse notar. El se concentraba en lo suyo. En la década del 70 quienes más componían en la banda eran Freddie y Brian, mientras que John y Roger sólo aportaban uno o dos temas por album. No obstante ese poco peso autoral dentro de la banda, mi percepción sobre John cambió cuando escuché por primera vez el tema “You’re My Best Friend” -canción compuesta para su esposa Verónica con la que acababa de casarse- del album “A NIGHT AT THE OPERA”. Me pareció un bellísimo tema y donde John destacaba en el piano eléctrico, que le daba elegancia a la canción. Además en 1980, John alcanzó la fama como compositor cuando escribió el tema que se convirtió en el single más vendido de QUEEN en su historia: “Another One Bites The Dust”, del album “THE GAME”, que representa su contribución más exitosa en QUEEN, llegando al Nº 1 en los charts de USA y en varios países europeos y sudamericanos. De ese album, John sería también el autor de “Need Your Loving Tonight”, tema que me encantó cuando lo escuché. Al año siguiente, en 1981, cuando fui descubriendo la música de QUEEN, iba comprobando que los temas de John no tenían la exquisitez de los temas de Freddie, ni el estilo rockero de Brian o Roger. Pero eran sencillos, melódicos, de un estilo soft, y directos al corazón de los fans. Su primera composición en el grupo fue “Misfire” una balada simpática y agradable y durante los 70’s, sus temas mostraban un estilo parejo y lineal y que aportaban la nota melódica al grupo. Aunque en 1982 agregaría la nota funky a la banda -algo que fue duramente criticado por los fans-, para 1984 aportó a la banda uno de sus mayores hits, “I Want To Break Free”, que hasta ahora sigue siendo uno de los más preferidos por los fans. Curiosamente John fue el autor del tema que le dio el estrellato a QUEEN en USA, con “Another One Bites The Dust”, y a su vez, del tema que significó la estocada final a su popularidad en USA, “I Want To Break Free”, cuyo video escandalizó a la doble moral americana. En los siguientes años, John seguiría aportando con temas melódicos y algunos en coautoría con Freddie. En cuanto a sus composiciones dentro de QUEEN, mis favoritas siempre han sido “You’re My Best Friend”, “Spread Your Wings” y “Friends Will Be Friends”, y luego puedo mencionar los siguientes títulos que son parte de mis preferencias: “Misfire”, “You And I”, “Who Needs You“, If You Can’t Beat Them”, “In Only Seven Days”, “Need Your Loving Tonight”, "One Year Of Love" y “I Want To Break Free”.




Nacido en Leicester, su signo zodiacal es Leo y mide 1.75 m. En Febrero 1971 asistió a una discoteca y fue presentado a dos tipos, Brian May y Roger Taylor, quienes estaban buscando bajista para su grupo. Le preguntaron a John si le gustaría hacer una prueba y ésta tuvo lugar días después en el Imperial College. Brian y Roger pensaron que era muy bueno y que al ser un poco callado, podría adaptarse sin demasiados problemas. En pocos días fue llamado y aceptado y John se convertia así en el cuarto y definitivo miembro de QUEEN. Además, el hecho de ser un experto en electrónica inclinó la balanza para su aceptación y gracias a su formación como ingeniero electrónico, llegó a construir y adaptar equipos para la banda, siendo su creación mas conocida, el "Deacy Amp", usado por Brian May y él mismo.



Además del bajo, toca doble bajo y teclados. Es considerado uno de los mejores y más versatiles bajistas de la historia del rock. Su grupo preferido era The Police y su músico favorito era Stevie Wonder. Su película favorita era “Atrapados Sin Salida” y su artista favorita es Jean Alexander. Su bebida favorita es el Té y su principal hobby es la Electrónica. A nivel personal, está casado con Veronica Tetzlaff desde Enero 1975 y tienen 6 hijos: Robert (1975), Michael (1978), Laura (1979), Joshua (1983), Luke (1992) y Cameron (1993) y es el único que ha mantenido su matrimonio firme a lo largo de todos estos años.


Siempre fue el miembro “tranquilo” de la banda, y los otros miembros decían que él estaba a cargo de las finanzas del grupo. Es el único miembro de QUEEN que nunca cantó en algún tema en la voz principal. El mismo admitió que no podía cantar. Su estilo de tocar el bajo es uno pocas veces visto en las bandas de rock en los 70’s. En vez de sentarse al fondo del escenario tocando notas primarias o simples, él utilizaba el bajo como instrumento principal, así como también rítmico. Algunas de sus composiciones de bajo son bien difíciles de interpretar como "The Millionaire Waltz”, "Liar", "Sail Away Sweet Sister" y "You're My Best Friend”. Fue claramente influenciado por el estilo "Lead Bass" (El bajo como instrumento principal) de la Motown. Algunos temas de QUEEN cuentan con el bajo como instrumento principal, como por ejemplo “Dragon Attack”, “Another One Bites the Dust”, “Under Pressure” y “A Kind of Magic”. Cuando uno escucha a QUEEN, se nota la habilidad y la destreza de su bajista.




Luego de la muerte de Freddie, lo único que hizo con Brian y Roger fueron sus apariciones en el Tributo a Freddie en 1992 y su aparición junto a Elton John y el resto de la banda en una actuación benefica en Paris en enero de 1997 y participando además en la grabación del single “No-One But You”. Eso fue lo último que hizo John en QUEEN.




A partir de allí se retiró completamente de la actividad musical y ni siquiera ha participado de los proyectos de remasterización ni de los homenajes hechos a QUEEN en los últimos 19 años. Esto tendrá que ver con su deseo de llevar una vida familiar plena y feliz al lado de su esposa y sus seis hijos, lo cual se lo tiene bien merecido, y también al hecho que John siempre dijera que no había QUEEN sin Freddie -quien siempre lo alentaba para que escribiera y aportara a la banda-, y cuya muerte afectó muchísimo a John. Aunque no participó, John dio su visto bueno a Brian y Roger para la alianza “QUEEN + PAUL RODGERS” y ambos siempre han dicho que John estuvo al tanto de todo, pero que no participó por decisión propia. Una de las últimas fotos en la que se pudo ver a John Deacon, es la boda de su hijo mayor, en donde sale al lado de toda su familia, y que por cortesía de mi linda amiga chilena Nancy Jara, me autorizó publicarla. Adicionalmente, quiero compartir con ustedes un brillante artículo que en la web "El Blog de QUEEN", mi linda amiga Nancy Jara escribió sobre John Deacon. Ella como buena deaconiana y buena periodista, elaboró una nota sobre John y la comparto con ustedes dándoles el link: http://blog.queenero.com/2009/03/la-consecuencia-de-deacon-y-algo-mas.html




Hoy, con 66 años a cuestas, JOHN DEACON sigue en el recuerdo de todos los fans queeneros y es un músico reconocido por su calidad como compositor y bajista. John siempre tendrá lugar en el corazón de todos quienes lo admiramos por lo que representa en QUEEN. Muchos fans lo extrañan y algo que muchos deseamos ver sería una reaparición de John, lo cual sería un momento único en la historia de la banda. Quien sabe, quizás en un concierto de despedida, el buen John se anime a subir a un escenario junto a sus dos ex compañeros de tantas jornadas y nos regale una vez más, el sonido identificable de su bajo. Desde este blog, te recordamos y deseamos que Dios te de muchísimos años más de vida.






¡¡FELICES 65 AÑOS JOHN!!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddThis